David Levi

 

 David Levi es conocido como una de las personas más centradas en el mundo de póquer. David nació el 2 de diciembre en el 1962 en Tel Aviv y creció en Israel, donde llegó a ser paracaidista para Las Fuerzas de Defensas y un jugador de futbol profesional. Una lesión de rodilla descarrilló su carrera como futbolista y le forzó tomar un camino diferente entonces mudó a los Estados Unidos. Los Ángeles se convirtió en su nueva hogar y el lugar donde fue introducido al póquer.

 

Su amor natural por la competencia tal vez fue lo que le motivó ser un cliente regular en el Club Bicycle en Los Ángeles. David empezó a jugar póquer en los eventos con entradas más pequeñas; en esa época casi perdió todo el dinero que había traído a los Estados Unidos intentando mejorar su juego. Eventualmente David ganó más conocimiento de póquer y comenzó a jugar con límites medios en vez de meterse inmediatamente a los límites más altos. Su juego y suerte mejoraron y poco después comenzó a llamar la atención a algunas patrocinadoras financieras y fue capaz de empezar a jugar con límites más altos y entrar en más torneos.

Puedes encontrar a David jugando en los juegos Stud con límites más altos en el Casino Bicycle. Su pelo largo y gran sonrisa le da una presencia dominante y teatral. Levi claramente pertenece en un casino, es un jugador de torneos muy exitoso que colecciona ganancias tras ganancias: ganó el primer torneo jamás llevado a cabo en el Casino Bellagio en Las Vegas en el 2003, llegó a doce mesas finales, incluyendo el tercer y el primer lugar en los eventos Seven Card Stud en el Campeonato de Póquer del Estado de California y el primer lugar en el evento de Seven Card Stud de $300 en Las Leyendas de Póquer.

Aunque Seven Card Stud parece ser el juego que David ha tenido más éxito, también ha aparecido en algunas mesas finales de todas las versiones de Texas Hold’em; No Limit, Limit y Pot Limit. Ha ganado más de $2 millones en eventos de la Serie Mundial de Póquer durante los años. Actualmente David vive en Las Vegas, a pesar de su éxito, ha logrado permanecer un perfil de jugador profesional bastante discreto. David Levi ha hecho más que sostener a sí mismo en las mesas de póquer: él es siempre una amenaza a la competencia y es muy probable que aparezca en una mesa final cerca de ti.