Berry Johnston

 

Berry JohnstonBerry Johnston es considerado como uno de los mejores jugadores de póquer y es famoso por su compostura y conducta dentro y fuera de las mesas, el cual le ha ayudado ganarse la reputación de un verdadero caballero de póquer. Nativo de Oklahoma, Berry empezó a jugar póquer en el año 1970. Se mudó a Las Vegas y en 1982 terminó tercer lugar en el Evento Principal de la Serie Mundial de Póquer. En 1983, Berry ganó su primera pulsera en el evento Match Play de $2,500 y dos años más tarde, terminó otra vez en el tercer lugar en el evento principal de la WSOP.

En la Serie Mundial de Póquer, los jugadores expertos compiten con enormes cantidades de dinero en riesgo cada mano. Berry Johnston ganó el Evento Principal de la Serie Mundial de Póquer con un desempeño impresionante y siempre será recordado como un campeón particularmente poderoso. En 1990, Johnston ganó su tercera pulsera en el evento de Hold’em Limit de $2,500 en la Serie Mundial de Póquer. En la WSOP de 1995, Berry ganó su cuarta pulsera terminado en el primer lugar en el torneo de Omaha Limit de $1,500, y su quinta pulsera en 2001 en el evento Razz de $1,500.

Además de sus ganancias impresionantes, Berry ha jugado más de 30 mesas finales de la Serie Mundial de Póquer. La cuenta actual de una vida entera de ganancias de Johnston está en 50; aunque él no ha sido tan activo en torneos como hace un par de años, Berry siempre será un favorito para ganar el Evento Principal. En el año 2004, Berry Johnston fue inducido al Salón de la Fama de Póquer, pero a pesar de su lista impresionante de logros, Berry sigue siendo una persona muy humilde como antes de sus logros.

En la ceremonia de instalación del Salón de la Fama de Póquer, Doyle Brunson dijo: “Lo que yo admiro más de Berry no es que es un gran jugador de póquer, sino, que es un gran hombre. Es muy religioso y un hombre entregado a su familia, y siempre ha sido un caballero en todo momento.” Como un campeón inspirado y humano, Berry Johnson siempre será un modelo a seguir para los jugadores de póquer más jovenes.