Guts

 
Guts


Guts es un juego de poker que se juega con tres cartas: el nombre se usa para indicar si el jugador  tiene las “guts” (agallas) para quedarte en el juego. Cada jugador se le reparte tres cartas ocultas; ven sus cartas y deciden si quieren jugar su mano, y entonces, simultáneamente declaran si están dentro o fuera. Si el jugador  decide no jugar su mano tiene que mantener sus cartas boca abajo sobre la mesa y las botan en el momento que el crupier lo diga. El poner un objeto en la mano del jugador como una ficha  evita dudas y determina cuantos de ellos se quedan en el juego: si el jugador tiene una ficha en su mano, quiere decir que están retirándose de la mano- de otra forma su intención es jugar. Si solamente un jugador se queda gana el bote completo y el juego termina. Si nadie se queda, entonces se reparte la siguiente mano.

Ya que Guts es jugado solamente con tres cartas, la mano más alta es tres de la misma clase. Si más de una persona se queda en el juego, entonces la mano mas alta se lleva el bote y los jugadores restantes tienen que pagar un monto igual a lo que originalmente estaba en le bote (esto también se llama “igualando  el bote” o “pagando el bote”) Por lo tanto, si dos jugadores se quedan, el monto del bote permanecerá igual, aunque el bote se duplica si se quedan tres jugadores. El juego continuará solamente si hay dinero en el bote. Todas las manos son desechadas y nuevas manos se reparten de lo que queda del mazo. En el caso que el mazo no sea lo suficiente para repartirle tres cartas a cada jugador, entonces el mazo completo se baraja y las manos se reparten de un mazo nuevo en su lugar.